El aire es tu alimento y tu medicamento. 

 

Aristóteles